15 49.0138 8.38624 1 1 100 1 http://stanmag.com.mx 200 true 1
theme-sticky-logo-alt

SVT @ Palacio de los deportes

redacción por: aurora @clu__ub

A veces nos invade el escepticismo al escuchar a nuestro grupo favorito declarar su amor por la ciudad que visitan. Nos dicen que la noche fue única y que nunca habían sentido tanto el amor de sus fans. Aunque esto nos llene de emoción, no podemos evitar preguntamos si esas mismas palabras no se han repetido en docenas o cientos de escenarios por todo el mundo. Sin embargo, el pasado viernes 17 de enero Seventeen dio un show tan sincero y personal que en ninguno de los asistentes quedó la duda de que ellos estaban tan conmovidos como su audiencia.

A cinco años de su debut, y más de dos desde la última vez que pisaron Latinoamérica, Seventeen sorprendió a sus fans, los Carats al incluir una fecha en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México como parte de su tour mundial «Ode to You», muy apropiadamente, el día 17 de este mes.

Los Carats mexicanos habían anticipado una visita de Seventeen desde hace mucho tiempo; notablemente desde el 2017 que se anunció la KCon México, cuando algunos especularon que Seventeen podría formar parte de la alineación del festival, ya que habían participado en la gran mayoría de las ediciones del 2016. Lamentablemente, no sucedió. Después de eso lo único que se escuchó como secreto a voces era que traer a Seventeen no era rentable, ya que es un grupo demasiado costoso al constar de 13 miembros y un staff de más de 40 personas incluyendo estilistas, técnicos y camarógrafos.

Además de eso, siempre ha habido una noción de que el fandom Carat es bastante pequeño en nuestro país a comparación de el de grupos como Monsta X, EXO, GOT7, y por supuesto, BTS. Todos estos factores hacían poco probable que alguna promotora se arriesgara a traer a Seventeen. Sin embargo, estos carismáticos trece chicos probaron lo contrario, llenando casi en su totalidad las secciones que se abrieron inicialmente y obligando a los organizadores a abrir más secciones para dar abasto ante la alta demanda. Aunque quizás sea cierto que Seventeen no es el ult de tantas personas, es un grupo simpático y le agradan a buena parte de la comunidad del kpop, gracias a lo cual lograron convocar a cerca de 7,500 personas.

Uno de los factores que destacan a Seventeen entre otros grupos es su concepto de “chicos divertidos”. Son chicos que ríen fácil, que hacen tonterías, que cometen errores. Son humanos. No son más cool que tú, es fácil identificarse con ellos porque son inocentes. Estos calificativos quizás están directamente ligados al concepto tierno por el que fueron conocidos durante los primeros años de su carrera pero, aún después de transicionar a un look y sonido más maduro su vibra alivianada y humildad resultan evidentes.

Un gran ejemplo de lo accesibles que siguen siendo fue cuando el líder del Performance Team, Hoshi, sorprendió a Carats de todo el mundo al salir a bailar en el Random Play Dance que se organizó afuera del concierto en New Jersey, la primera parada de este tour mundial. 

Inquietas por la posibilidad de que algo así se repitiera en nuestro país, los Carats comenzaron a reunirse a las afueras del Palacio de los Deportes desde las 4:00 PM para participar en el Random Play y buscar a sus fansites favoritas para comprarles sus productos. Al mismo tiempo, las personas que compraron el paquete de beneficios estaban ingresando al recinto, pues tenían acceso al soundcheck. Aquí, les asignaron asientos en las primeras filas de las secciones AA1 y AA2, que se encontraban a ambos lados de la pasarela, y disfrutaron mientras los chicos ensayaron 3 canciones: «Good To Me», «Oh My!», y «Hit». Además de esta experiencia, los otros beneficios eran el evento de Send-off en el que las fans esperaron a Seventeen después del concierto para que los chicos se despidieran y grabaran un video con ellas y un kit con una totebag y una playera. 

El concierto dio inicio alrededor de las 8:30, pero las fans comenzaron a acercarse a sus asientos a partir de las 8 en punto para convivir con sus vecinas de sección y disfrutar de la retrospectiva de los title tracks de Seventeen que se estaba mostrando en pantalla.

Una sorpresa que no fue agradable para todos fue descubrir que Seventeen está en un punto de su carrera en el que su discografía se ha vuelto tan extensa que han comenzado a omitir de su setlist algunas de sus title tracks. En el caso de este tour, decidieron que «Mansae» y «Boom Boom» no eran indispensables, lo cual decepcionó a muchos fans.

A pesar de esto cabe mencionar que el setlist está increíblemente bien seleccionado, logrando transiciones muy naturales de una sección del concierto a otra: comenzando con sus canciones más maduras como «Getting Closer», «Thanks», «Don’t Wanna Cry»,  navegando hacia el sonido cool del Hip-hop Team con sus temas «Trauma» y «Chilli», después naturalmente bajando el tono para presentar al elegante Performance Team con «Lilili Yabbay» y «Shh», y finalmente dejando el escenario a cargo del Vocal Team con sus baladas «Hug» y «Don’t Listen in Secret». A partir de ahí, el tono de melancolía ya había invadido el recinto y con la balada hip-hop «Can’t See The End» prepararon a la audiencia antes del momento más emocional del concierto, «Smile Flower», la canción dedicada a los fans. 

En la conmovedora letra, Seventeen les dice: «Mientras estemos juntos, seré capaz de sonreír». Los Carats de México cantaron de principio a fin la canción, lo cual causó tal impresión en el grupo que subieron un video a sus redes sociales en el que se escuchan los fuertes fanchants de los fans mexicanos. Es el único video que han subido del tour hasta la fecha.

No fue esa la única manera en que los fans sorprendieron al grupo en su primera visita a México, ya que la barrera del lenguaje creó muchas situaciones graciosas de interacción: como en el primer ment, donde los fans se propusieron cantarle las mañanitas mexicanas a Seungkwan, quien había cumplido años dos días atrás, pero dado a que nuestra canción de cumpleaños es tan diferente a la de otros países los chicos no entendían qué era lo que el público cantaba con tanta insistencia hasta que la traductora les explicó.

En uno de los ments finales continuaron los malentendidos cuando Seventeen anunció que el concierto concluirá pronto, e inmediatamente las fans comenzaron a gritar «¡Otra, otra!» como pidiendo un encore prematuramente y los chicos confundidos piden que les expliquen qué está pasando en el público. Mingyu se acerca a la orilla del escenario y pide que se lo digan más despacio a pesar de no hablar español, causando risas en la audiencia.

Es en ese mismo ment que las fans sorprendieron a Seventeen al realizar espontáneamente la famosa ola mexicana durante varios minutos, lo cual hizo a muchos miembros estallar de risa y quedar sorprendidos con la energía de las fans. «Son como un montón de Hoshis» exclamó Seungkwan con una gran sonrisa en su rostro.

View this post on Instagram

» 𝑶𝒅𝒆 𝑻𝒐 𝒀𝒐𝒖 𝒊𝒏 𝑴𝒆𝒙𝒊𝒄𝒐 « Ode To You in Mexico [ #OdeToYouinMexico ] ×20200117× (Jeonghan👼🏻💖biased) 🌊🌊🌊Luego vino el icónico talk, MEX CARAT a.k.a HOSHIS, somos la mamada. Empezaron poniéndonos a prueba sobre canciones que no venían en el Setlist, nos supimos la mayoría, teníamos un proyecto de cantar el intro de “Going SEVENTEEN” al principio pero por los mvs no lo hicimos, pues que Seungkwan nos hizo cantarla. Woozi estaba feliz de que no nos supiéramos al 100% todas, woozifer no es fortuito. Cuando le tocaba a Dino preguntarnos una canción, le gritamos “Mansae” y al final él y Wonwoo nos cantaron un pedacito. Dijeron que quedaba otra canción pero que sería la última, que les comenzamos a gritar “¡Otra! ¡Otra!”, no entendían y Mingyu nos calló para que habláramos de uno en uno, entendió “Hola” y “All night”, Seungkwan aclaró que era la forma de decir “encore” pero dijo que no dijéramos eso, que todavía no era momento. Después no recuerdo de qué estaban hablando pero las secciones de arriba comenzaron a hacer la ola, fueron como dos, Seungkwan dijo que era la primera vez desde su debut, que les hacían una ola sin ellos pedirlo, que teníamos más energía que Hoshi por lo que éramos como un montón de Hoshis por como nos comportamos, y que nos aventamos otra ola, pero no sé detenía, era seguida, fueron como 4 olas, Seungkwan se llevaba las manos a la cabeza, no sabía cómo pararnos, Hoshi se quedó en blanco, Woozi estaba en el suelo riendo a carcajada suelta, Wonwoo reía también, Mingyu estaba como de “Wtf with them”, y seguíamos y seguíamos, al final Dino pidió por favor que lo escucharmos, yo (y un montón de gente) estábamos riendo un buen, sus caras fueron un poema. Seungkwan dijo que seguro lo hacíamos para no dejarlos avanzar y por lo tanto no dejarlos ir. Decidieron pasar en chinga, “rápido”, en sus palabras, a la otra canción para que no siguiéramos con nuestras cosas.

A post shared by 🌻 𝙢 𝙞 𝙘 𝙝 𝙚 𝙡 🤡 (@marrubji) on

Después de «Smile Flower» las lágrimas continuaron brotando, ya que después de una pausa regresaron y cantaron su canción de debut «Adore U» seguida de «Pretty U» y «Oh My!», atacando con un combo de canciones tiernas y nostálgicas a los fans en su momento más vulnerable. Para transicionar a un sonido más cool, siguieron con «Just Do It» de la subunidad BSS, y luego de ir por su cuarto y penúltimo cambio de vestuario, continuaron con tracks más recientes como «Good to Me», «Happy Ending» y «Fear».

Al acercarse el cierre del concierto los chicos fueron a cambiarse a un atuendo más cómodo y se sentaron a compartir sus sentimientos respecto al concierto que estaba a punto de concluir. «¡Sus gritos perforaban los auriculares y no podía escuchar a los demás miembros!», aseguró Jun. Minghao confesó que tenía un resfriado por el cual no pudo asistir a la presentación en Houston, no obstante los tacos que probó ese día le curaron toda enfermedad. Vernon conmovió al público al asegurar que le encanta la comida mexicana, pero le encantó aún más estar con sus Carats mexicanos. 

La mayoría de los carats notaron que algo le pasaba a Jeonghan, ya que lucía algo apagado. En videos incluso se puede ver que ocasionalmente se sostenía la cabeza o que durante los ments prefería mantener los ojos cerrados. Fue en el ment final que por fin compartió que se había sentido mal durante todo el concierto y se estuvo mareando. A pesar de eso fue absolutamente profesional y puso toda su energía en el escenario. Tristemente, muchos Carats han compartido en redes que aún en fechas posteriores Jeonghan sigue luciendo cansado y con malestar. Esperemos que pronto pueda descansar y, aunque nos puso triste su ausencia, es bueno saber que Seungcheol si tuvo la oportunidad de tomarse un tiempo para recuperarse. 

El concierto concluyó con los chicos acercándose a interactuar con los fans mientras cantaban «9-teen» (del soundtrack del webdrama «A-TEEN»), «HIT», y una versión interminable de «Very Nice» que hacía que cada vez que los chicos estaban a punto de salir del escenario, regresaran corriendo. Durante estos últimos minutos, los miembros se esforzaron en interactuar lo más posible con las fans antes de despedirse, aunque de todas maneras durante todo el concierto fueron muy amables y atentos. Muchos de ellos se esmeraron en acercarse a todos los rincones del escenario para convivir con fans de todas las secciones. 

Los Carats mexicanos notamos ese afecto que nos ofrecieron y sin duda recordaremos este concierto como uno de los mejores días de nuestras vidas. Esperemos que Seventeen también piense en nosotros por mucho tiempo y decidan incluirnos en sus próximos tours. No es cosa de todos los días que un grupo de mediana popularidad que viene de una agencia pequeña llene un recinto de ese tamaño en México, y ojalá esto ayude a que más promotoras mexicanas se atrevan a apostarle al K-Pop en los próximos años. 

Previous
Next

0 Comments

Leave a Reply